SCARDANELLI

Una música suena que no escuchas

mientras la vida pasas tan despacio

como una visita inesperada

que ha venido a quedarse para siempre.

 

Un río suena que tampoco escuchas

muy cerca de la casa, desbordado,

con troncos y cadáveres y restos

de lo que fuera vida en torno suyo.

 

Qué bien estás así, lejos de todo,

al borde del abismo y en el centro

de un irisado mundo de fantasmas.

 

Con tu precario cetro y tu locura,

rey de tan reducido paraíso,

a nada temes y hasta Dios te envidia.

 

José Luis García Martín

publicado por RAA às 15:56 | comentar | favorito