PURA GENÉTICA

Mi madre se fue.

Me buscaron otra.

 

Mi padre lo hizo después.

Me buscaron otro.

 

El amor me abandonó.

Lo busqué yo.

 

Todo por sustitución,

así me enseñaron,

para que nadie

me hiciera daño.

 

Es verdad que los hijos

se parecen a los padres:

a ti ya te he cambiado

por un coche verde.

 

Cecilia Quílez

publicado por RAA às 16:04 | comentar | favorito