CABECINA EN BRONCE D'UNA DIOSA

Bronce head of  a goddess. From
Sadagh, nort-east Turkey.
British Museum

Anda nos tos güeyos la nueche
-- la primer nueche que vieron
los díes grandes de la infancia,
la nueche primordial
de la que faló Hölderlin,
la sencia escuro de la materia.

Falaré tamién del to pelo:
claro como les campes de trigo
de Tracia, digo de Paniceiros,
mesto como la lluz de la lluna
cuando ye marzo y tamos
fuera casa,
con diecinueve años
malapenes recién cumplíos.

Hai una curva de lluz nos tos llabios,
un rictus sensual y distante:
la barbadiella encesa y nidia,
la nariz caricol de llume
na nuche ciego.

Too ello delata les manes, l'artista.
Los güeyos que vieron Troya y la ceniza
nes altes palabres del poeta.

Xuan Bello
publicado por RAA às 11:42 | comentar | favorito